Shang-Chi y el uso del color en la cultura China

Shang-Chi cover cropped

Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos es la película del momento. Con una notable acogida tanto por la crítica como por el público ha llegado para posicionarse entre los favoritos de muchos, entre los que me encuentro. No es para menos, la película es espectacular. No sólo es una excelente película de superhéroes, también es una excelente película de Kung Fu, así que si eres admirador de alguno de los géneros es muy probable que te guste; si eres fan de los dos te va a encantar.

Pero aquí no  he venido a contaros lo buena que es la película. Ni siquiera de lo impresionante que son sus artes marciales, o lo bien planteadas que están (aunque reconozco que este tema tiene bastante chicha de donde sacar). En este artículo quería hablar de un detalle que a mí particularmente me gustó mucho. Es un detalle carente de relevancia argumental, no creo que nadie lo pueda considerar spoiler, así que sentíos libres de continuar leyendo aunque aún no hayáis visto la película (pero no sé qué estáis esperando, la verdad). También es un detalle pequeño. Minúsculo, en realidad. No sé qué tal se me dará desarrollarlo tanto como para que este post no sepa a poco. Pero de verdad me ha gustado tanto que sentí la necesidad de hablar sobre ello.

Ya desde el primer momento se puede apreciar lo espectacular que son las artes marciales de la película.

Esto de lo que os quiero hablar pasa hacia el final de la película. Tranquilos, voy a explicarlo de tal forma que no es necesario revelar detalle alguno de la trama. Bueno, sólo uno: en la película está el bando de los buenos, y el bando de los malos. Esto no es especialmente original, en muchas películas hay buenos y hay malos, especialmente en las películas de superhéroes, donde los tonos grises suelen estar más de más. El caso es que hacia el final los buenos y los malos se enfrentan, de otra manera la película habría sido muy aburrida. Y durante este enfrentamiento me di cuenta de una cosa que me pareció bastante original: la paleta de colores.

Estamos acostumbrados, en Occidente, a que los malos vayan de rojo, los buenos de azul. Desde los sables láser de Star Wars hasta los robots rebeldes de Yo, Robot. Es algo que tenemos muy asociado a nuestra cultura. Pues bien, en Shang-Chi los buenos van de rojo. Visualmente me sorprendió, no os voy a mentir. Ya desde el primer momento me pareció bastante original, pero luego pensé en si estaba hecho a propósito. Seguro que muchos ya lo sabíais, otros puede que no, pero que ya lo hayáis deducido. Desde luego yo intuía cuál era el motivo, y una simple búsqueda en Google me confirmó las sospechas: en China el color rojo es el que representa el bien. No se si es algo exclusivo de China, o si es una concepción más general de Oriente. Probablemente sea lo segundo, del mismo modo que a este lado del los Urales nos hemos influenciado los unos a los otros en asumir que el azul es el bien, probablemente en Asia ha pasado algo parecido.

Darth Vader contra Luke. Rojo contra azul.

En China, el rojo es el color que utilizan para representar el Fuego dentro de sus cinco elementos, y a mientras que aquí el fuego lo asociamos con destrucción, allí lo asocian con calidad y alegría. El año nuevo o las bodas son los típicos ejemplos de celebraciones alegres y en ambas predomina el rojo. En cuanto a por qué los malos van de azul, para empezar es mentira. Sí, lo dije al principio, pero fue una vil mentira. En realidad van vestidos de negro, pero sus armas tienen un destello azul, por lo que el color más llamativo cuando ellos están en pantalla es el azul. El por qué de esos colores no lo tengo tan claro. En algunos sitios dicen que el azul (junto con el verde, ya que tradicionalmente utilizaban la misma palabra para referirse a ambos) representa el elemento de la madera y el negro corresponde al agua (¡otra diferencia cultural!). El negro suele estar asociado con el mal, lo que es curioso porque mientras que aquí el agua representa la vida, lo que es algo bueno, allí representa destrucción, lo que tiene sentido, ya que el agua apaga el fuego. Para el azul no he encontrado ninguna asociación específicamente negativa, pero sí que es considerado un color relacionado con la mala suerte.

Una sala decorada en rojo a punto para celebrar una boda.

Podría decir un par de cosas más sobre un par colores que han sido usados de una forma, cuanto menos curiosa, pero esos detalles a lo mejor sí que caen dentro de lo considerado spoiler, así que me tendré que quedar con las ganas. En conclusión, la forma que tiene la película de reprensentar los colores y los conceptos con los que se asocian me pareció bastante acertada. Por un lado, y a primera vista (al menos desde los ojos de un occidental) es llamativo y original, pero además, en un análisis más profundo, te permite darte cuenta de que se trata de algo muy bien pensado, queriendo tratar a la cultura que inspira el personaje con todo el respeto que se merece.

Por último dejadme añadir que, evidentemente, nada de esto ha salido de mi cabecita pensante. No soy un experto en cultura China (ojalá), así que he tenido que ir recolectando información de por aquí y por allí para poder traeros información precisa. De entre todas las páginas que he visitado quería destacar Chinesage. Me ha parecido con diferencia la más completa y fiable de todas ellas. Si os interesa el tema y queréis profundizar más os animo a que sigáis el enlace, de verdad que es muy interesante.

2
0
Me gustaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x