¿Por qué lo llaman El Libro de Boba Fett cuando quieren decir El Mandaloriano 3?

Plano medio con Boba Fett de fondo y Din Djarin al frente.

Ya ha pasado un tiempo desde que El libro de Boba Fett, la última serie de Disney+ situada en el universo de Star Wars, emitió su último episodio. Ya va siendo hora de escribir este artículo que lleva más de dos meses rondándome en la cabeza. La serie me ha gustado, ya he dicho en más de una ocasión que con Star Wars no soy la persona más crítica del mundo. Reconozco que me gustaría que hicieran algo más original, que la galaxia es muy grande no solo de Tatooine vive el hombre, pero no me quejo. A mí me das un par de tiroteos con blasters (¿blasteos?) y estoy más contento que unas castañuelas. Además, siempre me he considerado fan del personaje, y eso que realmente no hace casi nada en toda la trilogía original, por lo que estaba realmente emocionado con una serie con él a la cabeza. Podemos asumir que una serie sobre Boba Fett me iba a gustar a la fuerza, pero mentiría si dijera que no me quedé un poco descontento con la serie, especialmente en su segunda mitad.

La escena postcréditos del mandaloriano termina con Boba sentado en el trono de Jabba, dejándonos a los fans con muchas ganas de más.

Todo empezó en el quinto capítulo. No me importa que Boba Fett, supuesto protagonista de la serie, se ausente por completo en un capítulo (o dos, que en el sexto sale muy poco). Puedo entender que el protagonista de una serie no aparezca durante una gran parte de ella para centrar el foco en otros sucesos que también son importantes para la trama. Ese es el problema. Los sucesos presentados en dichos episodios no son en absoluto relevantes para la trama de la serie. Son tramas de El Mandaloriano y aunque puedo entender que las series están relacionadas, considero  que sus tramas deberían estar más diferenciadas.

Me gusta El Mandaloriano, por supuesto. Si habéis entendido la tercera frase del primer párrafo esto no os pillará por sorpresa, pero eso es lo de menos. No estamos viendo la tercera temporada de El Mandaloriano. Esto es El Libro de Boba Fett. La serie empieza genial, mostrandonos el trasfondo del personaje y lo que ha sido de él desde que cayó en las fauces del Sarlacc. Dudas que teníamos algunos, como dónde se encontró con Fennec Shand, han sido resueltas durante esos flashback, mientras alternaba con escenas del presente mostrándonos los problemas con los que se encontraba para cumplir su objetivo: reclamar para sí los territorios de Jabba el Hutt y finalmente presentándonos el verdadero enemigo, conectando así la historia del trasfondo con la historia del presente: El Sindicato Pyke. 

Intrigas, corrupción y antros. Estaba muy a tope con esta serie durante los primeros capítulos.

Esto es lo que quería ver y esto es lo que me dio la serie durante cuatro episodios sin parar. ¿A santo de qué vienes ahora a contarme los pormenores de Din con su nuevo y flamante sable de luz? ¿o los conflictos que le despierta la actual situación de Grogu? No me parece bien, quiero saber todo eso, sí, pero para eso está su propia serie. No me parece mal que salga Din, en absoluto, es más, tiene todo el sentido del mundo que lo haga. Pero no tiene que salir tanto y, sobre todo, no necesitas explicar cómo ha llegado hasta el planeta desértico. Del mismo modo que no me contaste cómo acaba Boba con Fennec cuando aparecen de la nada en El Mandaloriano, no me cuentes ahora lo que puedes enseñar, a quien le interese, en la tercera temporada de su serie. En resumen, todo lo que hace Din Djarin que no tiene implicación directa con la serie que estamos viendo es irrelevante y, sinceramente, sobra mucho.

Además, por decir algo más evidente, podían pensar en los espectadores de sólo una de las dos series, que podría haberlos. Los espectadores del Mandaloriano van a ver la tercera temporada sin haberse enterado de lo que pasa con Grogu, o sin saber la historia del Darksaber. Por otro lado los espectadores del El Libro de Boba Fett se van a comer prácticamente dos episodios de movidas que no les interesan… vamos, que todo mal. Pero el caso es que saben hacerlo, porque no tienen reparos en sacar a Cad Bane sin explicar ni de dónde sale ni quién es ni nada de eso. La presencia de Cad Bane en el sexto episodio no es ni más ni menos que la prueba irrefutable de que se podría haber puesto a Din en la serie sin necesidad de perderse en los detalles. Quien quiera el contexto que lo busque.

Me interesa el Darksaber. Me gustó aprender cosas sobre él y quiero saber más… ¡pero cuentamelas a su debido momento!

Poco más puedo decir sobre el tema, la verdad. Insisto en que la serie me ha gustado, pero me da especial rabia porque los bajos fondos en Star Wars es un tema que me interesa mucho, y me da la sensación de que podrían haber aprovechado esos dos capítulos para profundizar sobre el tema. Supongo que menos es nada. Siempre me queda cruzar los dedos y esperar a que un día se dignen a hacer una serie con la acción situada en Nar Shaddaa. Supongo que soñar es gratis.

2
0
Me gustaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x